lunes, junio 28, 2004

Este post esta patrocinado por...

Una de mis diversiones favoritas es ir al cine, desde que tenía edad suficiente para ver una película de dos horas sin distraerme ha sido un ritual casi inviolable ir al menos una vez al mes a una sala cinematográfica. Pero la última vez que fui me encontré con algo que realmente me desagradó, todos los asientos de la sala estaban cubiertos por una especie de capuchas que mostraban el logotipo de Telefónica Movistar, no es que yo tenga nada contra esta empresa o que haya sido un hecho tan atroz por si mismo, lo que me molestó fue ver como la publicidad sigue devorando sin piedad más y más espacios, incluso aquellos que consideramos sagrados (como mi asiento en el cine) Ese mismo día me día cuenta que ahora la delegación Benito Juárez tiene nuevos letreros para los nombres de las calles, y también estos nuevos letreros tienen publicidad, y la lista de lugares patrocinados por un logo corporativo sigue en aumento.
Muchos se podrán preguntar porque estas cosas me molestan, pero también muchos podrán responder a esa pregunta sin mucho esfuerzo. Una de las principales razones de mi enojo es la contaminación visual, ya no se puede voltear a ningún lado sin que alguien te intente vender algo y lo peor es que esta costumbre de marcar cada cosa en el paisaje (ningún animal marca su territorio tan ferozmente como un monstruo corporativo) parece no ser suficiente, por lo que el siguiente pasó es marcar como ganado a cada uno de sus consumidores y además cobrarles por eso, creo pues que hay pocos signos mas reveladores de la decadencia de nuestra sociedad, que el de un individuo pagando un sobrevaluado artículo de consumo, no por la calidad de su manufactura, ni por ser una innovación, ni siquiera por tener el empaque con mejor diseño, sino simplemente por el dudoso privilegio de portar un logotipo. Sin embargo, la más indignante de las consecuencias es el efecto psicológico de la avalancha de publicidad, que van desde gente que se niega a comprar alguna otra marca diferente a la que usa y que sostiene acaloradas discusiones con quien compra a la competencia, hasta una juventud que se siente mas identificada con un logotipo que con cualquier otra cosa.
Hay muchas cosas que se pueden hacer para evitar ser inundados en publicidad, lo malo es que todas las que se me ocurren requieren un poco de reflexión, mientras que seguir ciegamente los anuncios requiere exactamente lo contrario, aún así creo que es importante compartirlas. Lo primero que hay que hacer es ser un consumidor más responsable y no tirar el dinero, si por un segundo uno se pone que el precio de las grandes campañas publicitarias de los productos las paga directamente el consumidor, muchos de estos productos pierden parte de su encanto, por otro lado las marcas pequeñas, o incluso las marcas grandes que siguen estrategias de mercado menos agresivas, solo tienen su calidad y precio para competir contra el gran prestigio que adquieren sus competidores que usan publicidad invasiva, así que lo mas probable es que sean mas baratas y de mejor calidad. Otra cos que puede hacer uno es negarse a vestir un logotipo, la ropa que exhibe marcas costosas (insisto, y que hacer parecer a la gente ganado propiedad de "polo sport" o "diesel") no solo es ridículamente mas cara, también es ridícula y punto. Muchas administraciones de espacios públicos, como parques, escuelas o transporte; tienen que recurrir al patrocinio publicitario porque la gente tiene la costumbre de destruirlos, si no quieres ver publicidad ahi cuida las cosas de tal modo que no sea necesario recurrir a ella para el mantenimiento. Discutiblemente la publicidad esta bien en la televisión o en la radio, pero definitivamente no esta bien en una banca publica o en la escuela, no hagas caso a esta publicidad aunque esto no tenga un efecto inmediato, ignorar la publicidad es la única forma a largo plazo que tenemos de hacer que se vaya de los lugares donde no queremos que este.
Estoy seguro que hay muchas otras formas de evitar el exceso de publicidad, pero también estoy seguro que después de leer esto te urge ir a desprender todas las etiquetas de tu casa e ir a tapar los anuncios de tu colonia con spray negro, así que no te estorbo. Hasta la próxima

Se ha dicho lo siguiente

Anonymous Anónimo dijo...

Qué sex. Oye, no te conviertas en esa clase de viejitos amargados, que, parafraseando a Abraham J. Simpson, sólo están para ver los defectos de la sociedad. Mentira, ya enserio, no te conviertas, jaja. te quedó interesante este post. Pd. aguas con los "esta y "está" de repente te vuelas el "´".

11:13 a. m.  
Blogger Sergio Alejandro dijo...

Hola!
Tu hermana (Pauca) me dió la URL de tu blog, esta bueno, visita el mio.

Un saludo.

3:18 p. m.  
Blogger Marce dijo...

hola!!! buen posteo, buen blog, saludos

4:30 p. m.  
Blogger * bleh' dijo...

mm.. esto era bueno y murio.. mmmmmmm lastima

5:15 p. m.  
Anonymous low rate home equity line dijo...

A

7:30 p. m.  

¿Comentarios?

<< Regresar a leer mas chingaderas.