lunes, enero 02, 2006

Nunca me hagan esto.

Cada uno tiene sus idiosincracias y su derecho a tenerlas. Curiosamente la gente se acuerda de cosas bien peregrinas como el color de los ojos, el tono de voz, la amabilidad, etc. Pero nunca se acuerdan de lo que realmente nos gustaría que se acordaran, es decir las cosas que nos enojan. Para que los lectores no se confundan aqui les tengo las cosas que hace la gente que me hacen plapitar las venas de la frente.

1. Que los conductores vayan inagurando vueltas, cambiandole el sentido a las calles e interpretando los semáforos de forma creativa, sobre todo cuando voy caminando, no mamen yo he visto como les hechan lámina a las viejitas de la unidad, no hay derecho.
2. Que siempre que voy a una plaza me quieran vender un seguro, un coche o una tarjéta de crédito, aquí si se la jalan con ganas ¿Qué no se me ve que estudio en la UNAM y no tengo un quinto? además, de tenerlo no lo gastaría en un pinche carro que venden enfrente del wal-mart.
3. Que me ofrezcan muestras gratis de comida, hasta en los chingados restaurantes finos le escupen a la comida, que no le escupan esos culeros.
4. Que me pregunten la hora, yo siempre ando muy en mis pedos cuando algún cabron que de seguro maltrataban en su infancia, sin deberla ni temerla me pregunta la hora, luego hasta te hacen señas y te jalan de la camisa diciendo "hey jóven" para que les hagas caso. Un jodido reloj cuesta veinte pesos, dejen de buscar que les pongan un chingadazo bien merecido en la calle y cómprense uno.
5. Que la gente crea que tengo su tiempo para que me cuenten alguna florida historia de porque necesitan dos pesos para el metro, es un puto acto de civismo prestarle dos varos a alguien en el metro, todos hemos pasado por esa situación, namás hace falta que lo pidan
6. Que me intenten convencer de que Jaime Maussan o similares (Uri Geller, Carlos Trejo, los ramanianos y un largo etcétera) no solo son seres humanos normales sino que además son genios, ya es bastante ofensivo que la gente ande creyendo en esas mamadas, ahora imagínense que te intenten convecer de ellas. Y si eso no se lo aguanto ni a mis cuates, menos se lo aguanto a los pendejos seguidores de shiva o de jehová que hasta de van a tocar la puerta los muy desgraciados.

Bueno, creo que esas son las cosas que mas me enojan.

P.D.: Las groserias estan patrocinadas por la viejita que me preguntó la hora en el super, y no entendiendo la indirecta de que le estaba pintando huevos al no contestarle, me preguntó mas duro.

Se ha dicho lo siguiente

Anonymous Anónimo dijo...

Uli, me fascina con que exactitud describes esas cosas tan ordinarias y cotidianas que a mi también me sacan de onda, sobre todo la interpretación abstracta de las señales viales, se ponen creativos de verdad, fumarán todos mota?
en fin.
A mi me robaron mi reloc por dar la hora, y también 600 varos, y mi cel, y mi reloc estaba chido, tenia alarma y cancioncita y era de puras manecillas, swatch! chale ya ni me hagas acordarme me da coraje...

Gusto leerte y saber que sigues siendo uli buli. tqm.

11:15 p. m.  
Blogger Chilanga dijo...

Yo soy de esas que preguntan la hora, porque me caga traer reloj, y si otros me la pueden decir, ¿Para que chingados voy a gastar?
Saludos

12:56 a. m.  
Blogger control_zape dijo...

ahi te va una peor:

que Maussan te pregunte la hora...

ya neta ahi va una de a de veras peor:

que estrenen Cañitas, la película.

11:51 a. m.  
Blogger Cangrejoinmortal dijo...

Emi:
gracias por hecharte una vuelta en blog, espero que te vuelvas visitante asidua. ¡Suerte en alimaña (de perdis mandas fotos de los estadios)!
Chilanga:
Órale no tenía planes de ofenderte, pero tienes que reconocer que si saca mucho de onda ir pensando en la inmortalidad del cangrejo y que te interrumpan para preguntarte la hora, resuelve tus pedos emocionales con los relojes y asi todos tranquilos.
Control zape:
Yo una vez vi con un amigo a Jaime Maussan en un café de Tuxtla, lo más cagado es que nadie me cree, mientras que a ese pendejo le creen todo ¿QUe cosas no?

12:50 p. m.  
Blogger Chilanga dijo...

Pues no me ofendiste jaja me senti identificada nomás ;)
Saludos

5:17 a. m.  
Anonymous Ana Pau dijo...

No mames Ulises, eres bien pinche intolerante. La verdad, yo que vivo contigo, lo descubro todos los días. Deberías tomar unos cursos de superación personal para aprender a manejar tu enfermizo enojo con esas personas a las que odias. Tú crees que todo mundo, excepto tú (claro), es pendejo... aliviánate. Dar la hora no requiere esfuerzo alguno. Yo debería quejarme, en todo caso, porque los hombres idiotas luego nada más te piden la hora para hablar contigo, eso sí está de la chingada.
Bueno, acerca de los conductores son habitualmente nefastos, se solucionaría con educación vial.
Hay qué estar más esperanzados en la humanidad.

10:52 p. m.  

¿Comentarios?

<< Regresar a leer mas chingaderas.